UMU O CURANTU RAPA NUI / TE RA´AI

El Umu o curanto es la más típica y representativa manifestación culinaria de la cultura rapanui que ha logrado mantenerse vigente desde tiempo ancestrales.  Se prepara haciendo un agujero en la tierra y cociendo los alimentos con el calor de piedras volcánicas calientes. Sigue leyendo y te explicamos por qué, si estás en Isla de Pascua, no puedes perderte un auténtico Umu rapanui.

LA HISTORIA

En tiempos antiguos el curanto era, para los habitantes de Rapa Nui, la única manera de cocinar los alimentos. Si bien el Umu es una preparación común en toda la Polinesia, la versión en Isla de Pascua presenta muchas similitudes con el tradicional curanto del sur de Chile. Algunas hipótesis basadas en hallazgos arqueológicos señalan que en el periodo prehispánico los navegantes polinésicos, ayudados por la Corriente del Niño, habrían llegado hasta las costas del centro-sur de Chile llevando esta tradición gastronómica al continente.

En su libro “La Tierra de Hotu Matua. Historia y Etnología de la Isla de Pascua”,el sacerdote misionero, Sebastián Englert, describió esta tradicional preparación: “Veamos primero cómo se hace el curanto: Se abre un hoyo en la tierra. Para tener un hoyo permanente -podríamos llamarlo “estufa estable”- hacían antiguamente en muchas partes el umu pae: cinco o seis piedras labradas de forma rectangular, medio enterradas de modo que formaban una concavidad más o menos circular. De estos umu pae se ven todavía muchos en las proximidades de casas y cuevas antiguamente habitadas. Algunos de estos umu pae estaban además rodeados en un círculo de piedras, como los usaban también los indios de la Tierra del Fuego. Cuando un curanto estable tenía un cobertizo, un techo de paja para resguardarlo de lluvia y viento, se le llamaba umu paepae. El curanto que se hacía solamente en un hoyo, sin cerco de piedras, se llamaba umu keri o kaoka, cuando era de tamaño regular, como para una familia; umu ava, cuando era de grandes dimensiones, para mucha gente con ocasión de concurridas fiestas”. (Englert, 2004: 207-208). 

TIPOS DE UMU

Entre los habitantes de Isla de Pascua aún se mantiene la costumbre ritual de preparar el Umu Tahu y Umu Hatu al inicio y cierre de eventos importantes. El Umu Tahu es para augurar buenas vibras y solicitar  el apoyo de los espíritus para la nueva obra o celebración. Mientras que el Umu Hatu es para agradecer por el proyecto o aconteciemiento ya realizado. Existen varios tipos de umu rituales que se preparan para celebrar diversos acontecimientos importantes en la vida de los isleños, como por ejemplo: para celebrar un matrimonio, en honor a un recién nacido, a un difunto, para la inauguración de una casa o para pedir protección y buen augurio antes de un viaje o el inicio de un proyecto importante. 

En 1864, cuando llegaron los primeros misioneros católicos se fueron entregando nuevos sentidos al Umu y desde entonces existe la costumbre de celebrar las principales festividades religiosas con un gran curanto abierto a toda la comunidad. Fue el sacerdote Sebastián Englert quien oficializó la inclusión de este rito ancestral a la fe católica. Es así como hasta el día de hoy diversas familias rapanui organizan curantos para manifestar su fe a los santos, Vírgen María y Jesucristo, un ejemplo de sincretismo que manifiesta la generosidad del pueblo rapanui en donde una familia alimenta a todo quien se acerque a compartir, llegando a reunir hasta 500 personas. Por ejemplo, para cada 29 de junio -el día de San Pedro, patrono de los pescadores- se realizan tres curantos comunitarios en las caletas de Hanga Otai, Hanga Piko y La Perouse. Las familias organizadoras se preparan durante todo el año criando animales y cultivando los alimentos en sus campos. En los días previos al Umu se reúne la familia organizadora, vecinos y amigos, quienes en conjunto cosechan los alimentos, faenan los animales y preparan el tradicional Poe, una especie de budín hecho con taro, ñame, camote, zapallo o plátano. Todo quien quiera ayudar es bienvenido. Luego, en la misa del domingo, el párroco avisa qué familia y dónde se realizará esta gran fiesta comunitaria.

LA PREPARACIÓN

Esta auténtica expresión de gastronomía sociocultural consiste en cavar un hoyo y encender un fuego para luego poner piedras volcánicas sobre él formando una cúpula. Mientras se calientan las piedras se lavan los ingredientes: carne de gallina (moa), vacuno, pescados y los diversos tubérculos nativos que se cultivan en la isla, como los camotes (kumara), ñames y taros. Cuando las piedras han alcanzado la temperatura ideal, se sacan una a una, con dos palos destinados a este fin, denominados uru. En el fondo del hoyo se deja una capa de piedras y sobre ellas se colocan las papas nativas, luego una capa de piedras candentes y las carnes envueltas en hojas de plátanos. Con las piedras restantes se cubre todo el hoyo y se tapa una capa gruesa y apretada de pasto y hojas de plátanos para impedir el escape de vapor. Después de un par de horas la comida ya está lista para servir en hojas de plátanos. Es costumbre acompañarlo con un tradicional Poe.

Este lento proceso de cocción generalmente va acompañado de otras tradiciones como vestirse a la usanza antigua, entonar cantos antiguos y danzar en torno al fuego, lo que hace que el curanto sea no sólo una comida comunitaria sino también, una reunión fraterna. Te invitamos a ser parte de esta tradición ancestral y celebrar tu visita a nuestra isla en el único lugar de Rapa Nui en que podrás probar un auténtico Umu rapanui.

FUENTE: https://teraai.com/umu-o-curanto/

Iniciar Sesión

Previous slide
Next slide

Iniciar Sesión